Receta cocina mexicana: Nachos con guacamole

Nacho con guacamole (2)Por fin llega el fin de semana y con él un nuevo plato típicamente mexicano que nunca puede faltar en los restaurantes y reuniones de auténticos fans de México. El aguacate es uno de los frutos estrella de México y sirve para dar un exquisito sabor a múltiples platos, desde el arroz blanco, a las hamburguesas o a las famosas tortillas, llamadas comúnmente nachos.

Aunque a priori parece fácil, ¿sabes hacer un auténtico guacamole mexicano? Con estos sencillos pasos, podrás sorprender a tus invitados con el auténtico sabor de los nachos mexicanos.

-Ingredientes

Tortitas de maíz

Tres o cuatro aguacates maduros

Dos tomates

Media cebolleta y un poco de cebollino (también puede servir una cebolla)

Un poco de cilantro fresco

Medio diente de ajo

Una punta de chile o de cayena

Unas gotas de zumo de lima o de limón

Sal y aceite de oliva virgen

-Modo de elaboración

Para quienes no sean muy manitas en la cocina, pueden comprar una bolsa de tortillas preparadas. Para quienes quieran darle a la receta un punto más casero pero no complicarse demasiado, pueden comprar la masa preparada, cortarla en triángulos no muy grandes y freírlos en una sartén con aceite de oliva virgen. Cuando alcancen un color dorado claro, se sacan de la sartén y se dejan enfriar para comer a temperatura ambiente.

El secreto es la preparación de la salsa. Es muy importante que los ingredientes estén integrados, con lo que hay que picar de manera muy fina la cebolleta, el cebollino, el ajo, el chile o cayena y el tomate. Lo ideal es juntar todos los ingredientes en un mortero de piedra tradicional (o de madera si no se tiene el de piedra) y machacarlos junto con un poco de sal.

Nacho con guacamole (1)Por otra parte, cortamos los tomates en trozos muy pequeños o bien lo rallamos con la ayuda de un rallador, y cortamos los aguacates por la mitad y quitamos la piel y el hueso ayudados por una cuchara. Es importante que estén maduros, pero no pasados. Para comprobar el grado de madurez se pueden tocar por fuera, han de estar un poco blandos pero sin que el contacto con nuestra mano deforme la pieza. Para una ración generosa utilizaremos entre tres y cuatro piezas de aguacate, dependiendo de su tamaño. Una vez que se haya sacado toda la pulpa, se une al otro recipiente donde están el resto de ingredientes y se añaden los trozos de tomate y el zumo de lima o limón para mezclaros de manera uniforme deshaciendo un poco el aguacate. Para quienes quieran una salsa más uniforme, pueden pasarlo por la batidora. Para servirlos, se suele poner un recipiente con la salsa y las tortillas a parte. ¡A disfrutar!

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Blog La Mordida

Comments are closed.